PREVEN MAYOR COSECHA DE SOJA Y MENOR PRODUCCION DE MAIZ EN EE.UU.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) redujo hoy su pronóstico sobre la cosecha de maíz en EE.UU., tal como esperaba el mercado, y elevó su previsión de recolección de soja, cuando se aguardaba un retroceso.

En tanto, el USDA elevó su cálculo sobre las existencias finales estadounidenses de trigo, también contra de la expectativa de los analistas privados, señaló hoy la consultora local Granar.

Como resultado de esas estimaciones se anticiparon potenciales bajas en las cotizaciones de la soja y el trigo, que podrían inclusive contagiar al maíz.

Según el informe del USDA de septiembre, las existencias finales de soja estadounidense de la anterior campaña bajaron de 6,26 a 6,13 millones de toneladas, con lo que quedaron por debajo de la previsión de los privados, de 6,31 millones.

Las cosechas 2010/11 de Brasil y de la Argentina, en tanto, se mantuvieron en 75,5 y en 49 millones de toneladas, respectivamente.

En cuanto a la campaña 2011/2012, la nueva cosecha de soja en los Estados Unidos fue estimada en 83,97 millones de toneladas, por encima de los 83,17 millones previstos en el informe anterior y de los 82,52 millones calculados por los privados, pero lejos ya de los 90,61 millones de toneladas del ciclo anterior.

Este crecimiento se relaciona con un rinde promedio de 28,11 quintales por hectárea, superior al relevado en agosto (de 27,84 quintales), y al calculado por los operadores (27,60 quintales).

No hubo cambios ni en la superficie sembrada de la oleaginosa, que quedó en 30,38 millones de hectáreas, ni en el área cosechable, que fue sostenida en 29,89 millones.

"Para los precios de la soja este informe resulta bajista", resume Granar.

En cuanto al maíz, el informe del USDA adelantó una baja en la producción, en función de los menores rendimientos esperados.

La nueva cosecha estadounidense del grano fue estimada en 317,44 millones de toneladas, por debajo de los 328,03 millones proyectados el mes pasado y de los 318 millones previstos por el mercado en la previa del informe.

Pese a que la superficie cosechable quedó en 34,18 millones de hectáreas, el rinde promedio cayó, por el clima adverso, de 96,03 a 92,96 quintales por hectárea, incluso por debajo de los 93,58 quintales estimados por los privados.

Además, en su repaso de la campaña anterior, el relevamiento recortó las existencias finales estadounidenses de maíz, que pasaron de 23,87 a 23,36 millones de toneladas.

Este dato se contrapuso a la expectativa del mercado, que preveía stocks por 24,74 millones de toneladas.

Para la Argentina, en tanto, el organismo mantuvo su cálculo sobre la producción maicera del actual ciclo en 22 millones de toneladas.

Con respecto al trigo, la producción estadounidense fue estimada sin cambios por el USDA, en 56,51 millones de toneladas, y también se mantuvo estable el uso de trigo forrajero, en 6,53 millones.

En cambio, el informe redujo el consumo total, de 34,47 a 34,33 millones, y recortó las exportaciones, de 29,94 a 27,90 millones de toneladas, por la mayor competencia de trigos del Mar Negro.

Así, las existencias finales de EE.UU. quedaron por encima de los 18,04 millones esperados por el mercado, al pasar de 18,26 a 20,71 millones de toneladas, lo cual constituye "un factor bajista para las cotizaciones del cereal", según Granar.

El USDA mantuvo además su previsión de 13,5 millones de toneladas para la próxima cosecha de trigo en la Argentina.


Followers

Pageviews