Venezuela: En mil 700 bolívares por quintal debe ajustarse el café

El presidente del Instituto de Políticas Agrícolas de Fedeagro (IPAF), aseveró que los maiceros requieren un reajuste de l,9 bolivares el kilo de maíz, 1,6 para el sorgo y 4,4 bolívares por cada kilo de girasol arrimado a las plantas, todo para la recuperación definitiva de la economía del agricultor
Un análisis hecho por Germán Briceño, directivo de Fedeagro y presidente del Instituto de Políticas Agrícolas de Fedeagro; IPAF, revela las graves dificultades que enfrentan los agricultores del país para producir alimentos.


El experto deduce que la regulación de precios de los rubros agrícolas no deja ganancia ni margen para invertir, en el caso del maíz, que está en plena cosecha el panorama no luce bien.


Briceño, explica que para este año la intención de los productores agrupados en la federación era sembrar 380 mil hectáreas de maíz, pero sólo lograron alcanzar las 280 mil, por distintas razones entre ellas las climáticas.


Develó que el precio regulado del rubro es insuficiente, pues recientemente el Gobierno fijó el kilo en 1,3 bolívares para el caso del amarillo y 1,5 para el blanco. Pero los agricultores necesitan al menos un monto mínimo de 1,9.


El líder gremial destaca que ante el rezago de los precios y el aumento de los costos de producción por factores como las lluvias, los productores requieren un nuevo ajuste o un subsidio directo por parte del Gobierno.


La federación ya envió una propuesta al Ejecutivo, pero aún no se recibe una respuesta; todo el sector está a la espera de una solución, las dificultades no sólo se presentan para la siembra del maíz, sino que los controles también afectan la producción de rubros como sorgo, café, caña de azúcar y girasol.


El Gobierno fijó el precio del sorgo en 1,2 bolívares el kilo cuando el ciclo de invierno estaba avanzado, aunque los agricultores necesitaban un monto de al menos 1,6 para poder tener rentabilidad.


Igualmente se tenía una intención de siembra de 80 mil hectáreas de girasol, pues tenían expectativas positivas sobre el ajuste que haría el Gobierno en la regulación, pero el producto se fijó en 3,6 bolívares el kilo, frente a la propuesta de 4,4.


Los agricultores aguardan ahora por los precios del café, para el que piden un monto mínimo de mil 700 bolívares por quintal; y de la caña de azúcar, cuya próxima zafra está por iniciar.
 

Édgar Alexánder Morales

emorales@elregional.net.ve
 

Followers

Pageviews