Cultivos Hidropónicos: Agricultura en el desierto más árido del mundo


Fue en el año 2006 cuando un grupo de agricultores Antofagastinos decidió organizarse para concretar un sueño: Los cultivos hidropónicos. Hoy esos cultivos son una realidad. René Sierra presidente de los agricultores cuenta que no ha sido fácil, sin embargo, el esfuerzo y el apoyo del gobierno han sido fundamental para conseguir los objetivos que hoy llenan de verdor las árídas tierras del sector norte de nuestra ciudad.



Pensar en una producción agrícola en medio del desierto más árido del mundo, donde la tierra salina y la escases del agua se transforman en los principales obstáculos, se ha transformado en todo un desafío para estos 150 agricultores que hoy comienzan a ver los frutos de su trabajo.

En este proyecto nadie puede correr con colores propios, ya que es el esfuerzo conjunto entre el Gobierno, a través de la Seremi de Agricultura, la empresa privada y las universidades, lo que ha permitido generar una importante alianza que hoy permite a los agricultores producir una importante cantidad de verduras en la ciudad.

Es en este contexto que ayer se realizó el lanzamiento de un proyecto que busca a través de la implementación de mejoras tecnológicas y estrategias de producción limpia en cultivos hidropónicos, precisamente potenciar la agricultura en esta zona de la región.

El proyecto tiene una duración de 36 meses y su ejecución comenzó en marzo del 2011, el costo total del proyecto asciende a $383 millones, los cuales están destinados para estudios a escala piloto enfocados a la optimización del uso y manejo del agua en cultivos hidropónicos; el desarrollo de sustratos alternativos; la implementación y validación de prácticas de producción limpia, manejo post cosecha embalaje y packing.

La directora ejecutiva de FIA, Eugenia Muchnik, señaló que “el tema de la producción limpia es sumamente relevante no sólo para la sustentabilidad ambiental de toda actividad productiva, sino que además, a futuro, será un requisito para vender no sólo en el mercado internacional, sino que también local”.

Es importante destacar que durante la ejecución del proyecto se considera la formación de capital humano avanzado en hidroponía y en agricultura en zonas áridas, además se contemplan variadas actividades de difusión y capacitación.

Etapas

Se está trabajando en la etapa de diagnóstico de problemas en el proceso productivo, producción limpia y en la implementación de sistemas de monitoreo y control de parámetros de calidad de agua y dosificación de nutrientes en los cultivos hidropónicos.

En una primera etapa, la iniciativa se concentrará en el cultivo principalmente de lechugas (96% de la producción), tomate, pimentón y albaca. Luego se contempla incorporar otras hortalizas como pepino, morrón, cilantro, zapallo italiano, poroto verde, cebollín, betarraga, ají, melón, locoto, cibullete, tomate cherry, endivia y berenjena.

Paralelamente se ha comenzado a trabajar en el manejo postcosecha y embalaje con la revisión de normativa necesaria para la obtención de autorización sanitaria de packing.

Al respecto, el Seremi de Agricultura, Manual Cuadra, indicó que este proyecto es de suma importancia para la región pues constituye un ejemplo a seguir para muchos emprendedores agrícolas del norte de Chile, quienes, pese a las dificultades propias de esta zona árida, tienen un amplio campo para progresar y desarrollar prósperos negocios en el ámbito agroalimentario a través de proyectos innovadores, competitivos y sustentables, que incorporen tecnologías de punta y técnicos de producción limpia para producir alimentos frescos, inocuos y saludables destinados a nuestra ciudad y centros de trabajo y, por qué no también, para otros lugares del país y del extranjero.

“Los agricultores hacen innovación, mejoras de producción, nuevas estrategias día a día y en ese proceso cotidiano cuentan con el apoyo de profesionales, académicos, instituciones serias y prestigiosas como la FIA DEL Ministerio de Agricultura. Va significar que esta producción hidropónica cuenten con un respaldo técnico y profesional de personas competentes que los va a llevar a buen puerto este hermoso trabajo”, destacó Cuadra.

En la misma línea, el presidente de la Asociación Gremial de Agricultura Alto la Portada de Antofagasta, René Sierralta, dijo que “hay otras etapas que viene en un futuro muy cercano y para ello hay que hacer que la tecnología nos enseñe a manejar nuevas especies. Postulamos de aquí al semestre que está por terminar tener a lo menos unos 26 productos procesados y vendiendolos”.

Durante la ejecución del proyecto participan como asociados, distintas instituciones académicas y centros de investigación (Universidad de Antofagasta, Universidad de Talca, Universidad de Tarapacá, Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas) que se incorporarán activamente en las actividades de apoyo y capacitación de los agricultores.


 


 


 


Followers

Pageviews