Cambio climático fomenta propagación de plagas

Alma Celia San Martín

El cambio climático traerá consigo elevadas temperaturas, lo que cambiará las condiciones del suelo y con ello la propagación de insectos como la mosca blanca y langosta afectando considerablemente la agricultura, señaló Julio César González Cárdenas, académico de la Facultad de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la Universidad Veracruzana (UV).

Explicó que este fenómeno ha ocasionado un aumento considerable en la temperatura promedio de la superficie de la Tierra, pues las lluvias se han incrementado debido a la evaporación de los cuerpos de agua superficiales ocasionado por el aumento de la temperatura.

Comentó que hay estudios que proyectan que en 2050 la temperatura promedio de la superficie terrestre puede llegar a aumentar hasta 12.2°C o inclusive hasta los 15.25°C durante este siglo.

Por consiguiente, habrá lluvias con más magnitud y frecuencia que traerán inundaciones, los suelos se tornarán más secos y se perderán nutrientes con mayor facilidad, esto cambiará las características de los suelos, haciendo necesario que los agricultores se ajusten a las nuevas condiciones.

Considerando a las plagas agrícolas como uno de los factores importantes en la disminución de la producción de los cultivos, se requieren aplicar alternativas sustentables de control; el control biológico es una de ellas ya que éste juegan un papel importante de los organismos entomófagos en la naturaleza, ya que son controladores biológicos que restablecen el perturbado equilibrio ecológico mediante la utilización de organismos vivos o sus metabolitos; por tanto, actúa como un componente vital de la agricultura sustentable y sostenible que preserva los recursos naturales y el ambiente por su alta eficiencia e inocuidad.

González Cárdenas refirió que las temperaturas más elevadas generarán condiciones propicias para que plagas como la mosca blanca y las langostas se reproduzcan, llegando así a afectar considerablemente la agricultura.

Por otro lado, la proyección demográfica prevé que para 2025 se tendrá un aumento considerablemente de habitantes que puede llegar hasta los ocho mil 300 millones, lo que representa un problema muy serio en la producción de alimentos, considerando que cada día disminuye el suelo disponible por cada uno de los habitantes.

Con base en esto, se tendrá una reducción en el déficit alimentario de las poblaciones y sin lugar a dudas todos estos cambios tendrán un gran peso en los sistemas de producción de alimentos, en los recursos naturales y en el medio ambiente.

Agregó que por mucho tiempo el método utilizado para contrarrestar el déficit de los alimentos fue utilizar insumos químicos, sin duda un gran detonante en la producción de alimentos; sin embargo, las consecuencias por abusar de ellos han sido la contaminación ambiental, de los mantos acuíferos, de los alimentos, cánceres de piel por contacto permanente, surgimiento de nuevas plagas y la resistencia de las mismas.

Teniendo en cuenta las consideraciones sobre el calentamiento global y la producción de alimentos, es necesario buscar alternativas sustentables para garantizar así a las generaciones futuras los activos naturales equivalentes al avance de la sustentabilidad ambiental hacia la sostenibilidad que deban de requerir cambios conductuales en las personas.


Followers

Pageviews